Dinámica parlamentaria: abril 2020

Durante el mes de abril, los guatemaltecos enfrentaron,
con el temor y la incertidumbre de
un mal invisible, el agravamiento de las principales disposiciones gubernamentales de aislamiento y ralentización de la vida cotidiana. Se cancelaron las actividades religiosas
de la Semana Santa y el tradicional descanso de la época se vivió en general desde los hogares. El Congreso registró durante este mes un protagonismo marcado por dos factores. El primero, relacionado directamente con las demandas y necesidades del Poder Ejecutivo para enfrentar la crisis sanitaria por COVID 19, que implicó la gestión y aprobación de ocho Decretos que se resumen a continuación.

No.Decreto
013-2020Ley de rescate económico a las familias por los efectos causado por el COVID-19.
014-2020Aprobación de préstamo entre la Rep. de Guatemala y el Banco Interamericano de Desarrollo -BID- por US$60,000,000, “Programa de Fortalecimiento y Modernización del Ministerio Público”.
016-2020Aprobación de las negociaciones para préstamo entre la Rep. de Guatemala
y el Banco Centroamericano de Integración Económica -BCIE- por US$ 300,000,000.00, “Programa de Inversión y Modernización para el Sector Justicia”.
017-2020Aprobación de las negociaciones de préstamo entre la Rep. de Guatemala y el -BID- “Programa de Fortalecimiento de la Red Institucional de Servicios de Salud -PRORISS.”
018-2020Aprobación de las negociaciones para préstamo entre el -BCIE-, “Programa de Inversión en Infraestructura y Equipamiento Hospitalario”.
019-2020Aprobación de las negociaciones para préstamo entre la Rep. de Guatemala y el -BID-, por US$150,000,000.00 “Programa de Desarrollo de la Infraestructura Vial”.
020-2020Ampliación al Presupuesto General de Ingresos y Egresos del Estado para el Ejercicio Fiscal dos mil veinte por Q.5,138 millones.

Y el segundo factor asociado es la presión y demanda social que hacia finales de abril se hizo sentir con mayor fuerza y que tuvo su concreción con la aprobación de la llamada ley de servicios básicos: que aseguraba la no interrupción de energía, agua y telefonía por impago.

015-2020Ley de medidas adicionales de protección a la población de los efectos económicos provocados por la pandemia del COVID-19.

Esa coyuntura se decantó con el veto del Presidente Giammattei del Decreto 15-2020 y su posterior rechazo al veto por el Congreso en el último día del mes, justo en la antesala del día del trabajo cuando ya se reportaba por el Ministerio de Trabajo un índice aproximado de 22 mil empleados suspendidos de 752 empresas. Adicionalmente, la presión y demanda social se reflejó en los esfuerzos de distintos bloques parlamentarios por fiscalizar la ejecución del gran volumen de recursos que se puso a disposición del ejecutivo mediante programas que deben ser implementados desde múltiples entidades gubernamentales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *